cinco-adaptaciones-de-la-obra-de-sakespeare-bizarresia-1

Shakespeare. Cinco adaptaciones de su obra


Que difícil es hablar de Shakespeare sin aparentar soberbia. Es complejo porque el propio nombre parece invitar a fruncir el ceño y tienes que agarrarte al asiento, porque llega un párrafo de más de 30 líneas con palabras como “crepuscular”, “idiosincrasia”, “dramaturgia”, “autoconsciente” o la más terrible de todas: “estética”. Sin embargo, con el autor inglés ocurre lo mismo que con otros muchos escritores: Su reputación da miedo, sus libros parecen gigantescos, sus historias y simbologías inabarcables, pero en realidad son obras cercanas, que tratan temas atemporales, y que incluso incluyen chistes pioneros. Al igual que El quijote, Frankenstein u Orgullo y Prejuicio, son libros difíciles de leer, pero no lo son de comprender ni de disfrutar. Quizá por ello son historias que han pasado tantas veces por el cine, gracias a su atemporalidad, sus historias apasionantes, su maestría. Adaptar una historia del bardo inglés a la actualidad es mucho más fácil de lo que parece, y en los últimos años hemos tenido algunos buenos ejemplos de ello.

 

cinco-adaptaciones-de-la-obra-de-sakespeare-bizarresia-cymbeline

CYMBELINE (2014)

 

La historia sigue las desventuras del Rey rebelde Cymbeline, que en la obra original era un se enfrenta al César de Roma. Seguimos las desventuras de sus hijos, que se casan, son separados, asesinan, se enamoran, pierden la inocencia y traicionan. La obra es uno de estos extraños pastiches de Shakespeare en los que se mezcla comedia, drama, acción y largos monólogos. Para la adaptación al cine, dirigida por Michael Almereyda, Ed Harris interpreta al César en el Siglo XXI. Se convierte en una película de Gángsters contra policías, con tiroteos, persecuciones, torturas y una Milla Jovovich imparable. Se trata de una de las mejores actualizaciones de una obra del Bardo inglés, así como de una de las más atrevidas y arriesgadas, pero no tanto como TITUS.

cinco-adaptaciones-de-la-obra-de-sakespeare-bizarresia-ttitus

TITUS (1999)

 

Quizá una de las obras más malvadas de la historia, Titus trata sobre la vuelta a casa del general Tito Andrónico tras una larga guerra. Al quedar victorioso decide realizar un sacrificio humano en agradecimiento a los Dioses. Sin embargo, la muerte que debía traerle prosperidad tan sólo lo lleva por la calle de la amargura. Dos de sus hijos son asesinados, su hija es primero violada para después cortarle manos y lengua, y a Tito le obligan a cercenar su propia mano. También hay una escena de canibalismo, y revueltas populares. Una obra de teatro un poco desatada. Para la adaptación al cine Julie Taymor contó con Anthony Hopkins en el papel de Tito y Jessica Lange como su enemiga, Tamora. La película es quizá la más exuberante de las adaptaciones de Shakespeare, (por encima incluso de la adaptación de Hamlet de Kenneth Brannagh) y no escatima en vestuario, diseño de producción ni escenografía. Es magnífica en su escenografía y música y al mismo tiempo contenida en sus actuaciones. Una maravilla visual.

cinco-adaptaciones-de-la-obra-de-sakespeare-bizarresia-hamlet

 

HAMLET (2000)

 

Una de las historias más atemporales, la obra maestra de Shakespeare ha sido adaptada al cine en más de cincuenta veces. Una de las más extremas es ésta, protagonizada por Ethan Hawke (que ya apareció en la antes mencionada Cymbeline). Dinamarca se convierte en una gran empresa, y la posición de rey es intercambiada por la de presidente. Sin embargo, la base de la historia sigue siendo prácticamente la misma. Un padre asesinado por su propio hermano, un fantasma, un hijo en búsqueda de venganza. Nos es la mejor de las adaptaciones de la obra, pero sí una de las más interesantes, ya que a diferencia de Cymbeline, trata de tener un pie en la actualidad, otro en la épica de la historia original y al mismo tiempo mirar al futuro sin miedo.

 

cinco-adaptaciones-de-la-obra-de-sakespeare-bizarresia-mucho-ruido-y-pocas-nueces

MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES (2012)

 

Joss Whedon está loco. Eso ya lo sabíamos. Y no lo está porque sus producciones sean tan atrevidas que bordan lo absurdo, o porque rompa las barreras convencionales constantemente (que también). Está majara porque cuando se embarca en un proyecto se ve en la obligación de embarcarse en tres más, que le cuestan la salud, la paciencia y el dinero. Bastante dinero. Por eso, en 2013, en medio de la producción de Los vengadores, el director estadounidense decidió sacar tiempo de donde no lo tenía, actores de debajo de las piedras, un único escenario y mucho cariño para producir una de las mejores obras de Shakespeare. La historia de amor entre cuatro personajes, en ocasiones confusa y compleja es trasladada al siglo XXI, en vez de espadas pistolas, en vez de grandes galas, trajes negros y corbatas.

 

cinco-adaptaciones-de-la-obra-de-sakespeare-bizarresia-coriolanus

CORIOLANUS (2011)

 

El debut en la dirección de Ralph Fiennes vuelve sobre estereotipos de la obra Shakesperiana: Coriolanus vuelve triunfante de la guerra contra Trullo, y es condecorado y honrado por su pueblo y su familia. Sin embargo, la opinión del populacho es voluble, fácilmente manejable por aquellos que quieren ver al general caer en desgracia. Es así como coriolanus pasa de héroe a prófugo, y se alía con su antiguo enemigo para hacer la guerra contra su propio país. La película tiene un discurso increíblemente actual, cambiando escenarios como el senado o los interiores de palacios por programas de televisión, grandes Halls de palacios de congresos, etcétera. El Guión del mismo creador de los diálogos de Gladiator es impecable, y aunque cueste creerlo, hasta Gerard Butler consigue expresar rangos emocionales que no sean “cabreado” o “mirada intensa”.

 

Estos son sólo 5 casos en los que las historias del dramaturgo inglés han sido adaptadas (con más o menos éxito). Nos dejamos fuera otras muchas, como Clueless, el propio Hamlet de Kenneth Brannagh, las magistrales adaptaciones de Orson Welles o La tempestad, que el propio autor creía su mejor obra. La lista de adaptaciones de Shakespeare es larga, y cada una de ellas toma elementos, detalles, ideas aplicables a la vida diaria. Sólo hay que perderles el miedo.

Guardar

Comparte esta noticia en tus redes sociales!


Andrés R. Paredes

andresroparedes@gmail.com

Redactor